Ir al contenido principal

Como combatir los mareos en Realidad Virtual

Tras unos comienzos algo dubitativos, la Realidad Virtual (VR o Virtual Reality en inglés) está viviendo en los últimos tiempos una época de gran actividad. El año pasado asistíamos al lanzamiento de una nueva generación de visores -Oculus Quest, Oculus Rift S, Vive Cosmos y Valve Index- y más recientemente se han publicado algunas producciones de muchos quilates, capitaneadas por un impresionante Half-Life Alyx.

En este escenario, y por qué no decirlo, condicionados también por las peculiares circunstancias en las que nos ha puesto a todos la pandemia global, estamos viendo como los visores de VR se agotan en todos los comercios de manera sistemática en cuanto se ponen a la venta. Así las cosas, mucha gente nueva llega a este medio y experimenta la VR por primera vez... con dramáticas consecuencias. Vértigos, mareos y sensación de malestar están a la orden del día, provocando mucha frustración y el sentimiento de no haber gastado correctamente nuestro dinero.


Antes de empezar, expliquemos en que consiste el problema de los mareos en VR -lo que se denomina en inglés motion sickness- ya que es común caer en el tópico de comparar las molestias que produce la VR con las que se experimentan en un coche u otro medio de transporte. Un mareo es un mareo; pero aunque no sintamos nauseas en el autobús, podemos perfectamente sentirlas con nuestro visor VR, ya que las bases son diferentes. En un vehículo nos mareamos porque nos estamos moviendo, y el oído interno lo sabe; pero nuestros sentidos le dicen al cerebro que no es así. En VR sucede justo al contrario, permanecemos quietos pero nuestros ojos hacen creer al cerebro que nos movemos.

El cerebro requiere entrenamiento para poder manejar la nueva situación sin producir nauseas, y aunque hay un porcentaje de personas que puede ir a por todas desde el principio, lo más normal es que no sea nuestro caso, de modo que es importante mentalizarse de que esto es un proceso que puede llegar a durar varias semanas. 

La lista a continuación enumera los pasos que yo he seguido, de momento con muy buenos resultados, en base a las experiencias y recomendaciones de otros usuarios.

  1. Empezaremos con experiencias que no requieran desplazamiento. Casi todos los problemas en VR están asociados con el desplazamiento de nuestro cuerpo virtual. Las experiencias en las que somos un mero espectador son por lo tanto idóneas para iniciarnos. Moveremos la cabeza, veremos lo que hay a nuestro alrededor, usaremos nuestras manos; pero no nos desplazaremos por el escenario. Si nos adaptamos bien, estupendo. Si notamos molestias lo dejamos INMEDIATAMENTE. Descansamos un rato, y cuando estemos al 100% lo volvemos a intentar.
  2. Una vez que toleramos las experiencias sin movimiento, probamos con desplazamiento mediante teletransporte -el modo en el cual apuntamos a un punto de la escena y pulsamos un botón para materializarnos en él- y del mismo modo que antes, en cuanto notemos la más mínima molestia, lo dejamos. Cuando volvamos a estar al 100%, volvemos a intentarlo.
  3. Si el teletransporte ya no nos marea, pasamos al desplazamiento libre con giro por segmentos. Mismo principio de funcionamiento que antes frente a la más mínima molestia.
  4. Una vez que podamos usar el movimiento libre correctamente, trabajamos el giro desbloqueado. Mismo principio que antes.
  5. Dejaríamos para el final los juegos de coches/naves. Mismo principio de funcionamiento.

El común denominador es que no se debe forzar, al mínimo síntoma paramos y recuperamos.

Por último comentar que no es aconsejable usar visores VR, sobre todo al principio, cuando estemos cansados o no hayamos dormido bien. Puede acentuarse la sensación de nauseas e incluso producir dolor de cabeza y malestar general.

Es importante tomarnos este tema muy en serio. Si este proceso de aclimatación no se hace correctamente puede ocurrir que acabemos aborreciendo la tecnología, y es una pena porque no hay nada igual en lo relativo a inmersión.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fate of Atlantis, la mayor aventura de nuestra vida

Existe bastante consenso respecto a que las aventuras gráficas que Lucasarts lanzó al mercado entre finales de los 80 y principios de los 90 son las mejores del género. La verdad es que el talento creativo que se reunió en aquella época fue un auténtico espectáculo.  Nombres como Dave Grossman , Tim Schafer y, sobre todo, Ron Gilbert marcaron la industria con títulos inolvidables. A todos nos vienen a la cabeza sin pensarlo mucho los  Maniac Mansion , The Secret of Monkey Island 1 y 2 o Day of the Tentacle . Sin embargo, y aunque adoro los juegos arriba citados, hay otro que en mi opinión se sitúa por encima de estos y constituye la referencia absoluta del género. Me estoy refiriendo por supuesto a Indiana Jones and the Fate of Atlantis . Hal Barwood y Noah Falstein se sacaron de la manga un guión de película -bastante mejor de hecho que el de la última entrega de la franquicia- y clavaron una aventura ambiciosa que brilla con luz propia en todos sus apartados.

[Re-Post] Un mundo iPod

Desde hace un tiempo, parece que las tendencias en informática están cambiando. Los que normalmente llevaban la batuta pierden fuelle, y otros que parecían minoritarios pasan a copar posiciones destacadas. Así es este negocio, esto es lo que lo engrandece y lo que nos mantiene pegados a webs de tecnología día tras día. Sin duda una de las empresas que más y mejor esta reverdeciendo laureles es Apple Computers. Su concepto minimalista y exclusivo de la tecnología ha cuajado en una sociedad ávida de nuevos retos, de nuevas experiencias. Los chicos de la manzana han pasado en pocos años de estar en sus horas más bajas a ser considerados el referente en informática de consumo por muchos usuarios. Y la cosa va a más. Uno de los mayores  éxitos de los chicos de Steve ha sido sin duda el iPOD. El amado, imitado, odiado (por la competencia sobre todo) y MUY demandado iPOD. Este pequeño artilugio se ha metido en los bolsillos de medio mundo y a conseguido echar por tierra todas las

[Re-Post] Killer Apps

Cuando los teléfonos móviles hicieron acto de presencia, muchos los vieron (de acuerdo, vimos) como el no va más del snobismo. Unos aparatos que sólo resultaban de utilidad a aquellos a los que hacían ganar dinero, ejecutivos, hombres de negocios etc. Con el tiempo alguien se dio cuenta que estos aparatos podían llegar al gran público, y que tan sólo hacía falta descubrir la funcionalidad estrella, esa que haría que millones de personas creyeran necesitar un terminal. Esa funcionalidad no fue llamar por teléfono (aunque resulte paradójico), sino los servicios de mensajería corta. Este servicio hizo que el teléfono móvil explotara como dispositivo de uso masivo. SMS fue sin duda la Killer App (aplicación definitiva en una traducción con muchas licencias) de la telefonía móvil. ¿A qué viene esto? A menudo tengo la sensación, respaldada por mi realidad cotidiana, de que los Pocket PCs (PDAs en general) aún no han encontrado ese “Killer App”. Si prestamos atención a nu