Ir al contenido principal

[Re-Post] Cultura tecnológica y conciencia de tecnología

Hoy voy a hablaros de un tema que me inquieta sobre el uso de la tecnología en nuestra sociedad (¿o debería decir des-uso?).

Seguramente os haya pasado que vais en el autobús o en el tren con vuestro PDA haciendo cualquier cosa y la gente se os queda mirando como las vacas al tren. Tal vez incluso hayáis tenido que soportar comentarios y miradas “raritas” acerca de la pijada del aparato en cuestión y vuestras ganas de llamar la atención.

Este hecho es uno más en la lamentable cadena de despropósitos en cuanto a utilización de la tecnología que veo en nuestro país.

Tal vez nuestros foreros americanos o de otros países de Europa vivan realidades cotidianas diferentes, pero en España desde luego no hay conciencia tecnológica.

Internet es, en mi opinión, uno de los mayores avances de la humanidad. La posibilidad de comunicación y disponibilidad de información que ofrece no tiene límites. Sin embargo la sociedad no lo utiliza.

En muchas empresas la potencia de Internet está desaprovechada o sencillamente inutilizada. Las personas individualmente no utilizan ni el 5% de sus posibilidades. ¿Por qué no ver la cartelera del cine en Internet? ¿O realizar una compra? ¿O ver las noticias? ¿O realizar transacciones bancarias? ¿O escuchar la radio? ¿O ver la televisión?

Y no hablemos ya de los servicios de pago. No digo que todos sean fantásticos pero ¿Por qué comprar un CD si existen servicios de descarga de canciones individuales? ¿Por qué la gente se rasgas las vestiduras por pagar 0.60 € por un tema y luego compra un CD con 10 temas por 20€?

Y eso con Internet, pero con nuestros queridos PDAs la cosa es para llorar. La gente sigue cargando con varios libros en lugar de usar ebooks. Sigue comprando reproductores portátiles de CDs. Sigue usando libretas en sus locales de hostelería en lugar de utilizar un sistema centralizado con clientes PDA.

Pero es que lo peor de todo no es que no lo aprecien y utilicen. Lo peor de todo es que nos ven a los que usamos estas tecnologías como a enfermos que no son capaces de despegarse de un PC o, peor aún, como personas subidas a la parra que hacen ostentación de su poder adquisitivo para ir de listas.

Señores, por poner un ejemplo. Un periódico cuesta alrededor de 1 €. Hay muchas personas que compran varios al día. ¿No es más rentable, cómodo y útil un PDA (aunque sea de 100€) y un servicio como AvantGo? Puedes llevar varios canales de información QUE SE ACTUALIZAN VARIAS VECES AL DÍA en un cacharro de 120 gramos. ESO es avanzar. ESO es progresar.

No ayuda el retraso tecnológico que arrastramos (cada vez menor pero patente) pero hay que reformar un poco los esquemas mentales.

Damas y caballeros, la tecnología no es una cosa para ver en las películas. Es algo que facilita nuestra vida y nos ayuda en el trabajo y en el ocio.

Utilicémosla.

Aumentemos nuestra cultura, que en lo referente a tecnología, hay un largo camino.

Este artículo fue escrito por mi el 13/09/2004. Se publicó como editorial en TodoPocketPC. Yo tenía 23 años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fate of Atlantis, la mayor aventura de nuestra vida

Existe bastante consenso respecto a que las aventuras gráficas que Lucasarts lanzó al mercado entre finales de los 80 y principios de los 90 son las mejores del género. La verdad es que el talento creativo que se reunió en aquella época fue un auténtico espectáculo.  Nombres como Dave Grossman , Tim Schafer y, sobre todo, Ron Gilbert marcaron la industria con títulos inolvidables. A todos nos vienen a la cabeza sin pensarlo mucho los  Maniac Mansion , The Secret of Monkey Island 1 y 2 o Day of the Tentacle . Sin embargo, y aunque adoro los juegos arriba citados, hay otro que en mi opinión se sitúa por encima de estos y constituye la referencia absoluta del género. Me estoy refiriendo por supuesto a Indiana Jones and the Fate of Atlantis . Hal Barwood y Noah Falstein se sacaron de la manga un guión de película -bastante mejor de hecho que el de la última entrega de la franquicia- y clavaron una aventura ambiciosa que brilla con luz propia en todos sus apartados.

[Re-Post] Un mundo iPod

Desde hace un tiempo, parece que las tendencias en informática están cambiando. Los que normalmente llevaban la batuta pierden fuelle, y otros que parecían minoritarios pasan a copar posiciones destacadas. Así es este negocio, esto es lo que lo engrandece y lo que nos mantiene pegados a webs de tecnología día tras día. Sin duda una de las empresas que más y mejor esta reverdeciendo laureles es Apple Computers. Su concepto minimalista y exclusivo de la tecnología ha cuajado en una sociedad ávida de nuevos retos, de nuevas experiencias. Los chicos de la manzana han pasado en pocos años de estar en sus horas más bajas a ser considerados el referente en informática de consumo por muchos usuarios. Y la cosa va a más. Uno de los mayores  éxitos de los chicos de Steve ha sido sin duda el iPOD. El amado, imitado, odiado (por la competencia sobre todo) y MUY demandado iPOD. Este pequeño artilugio se ha metido en los bolsillos de medio mundo y a conseguido echar por tierra todas las

[Re-Post] Killer Apps

Cuando los teléfonos móviles hicieron acto de presencia, muchos los vieron (de acuerdo, vimos) como el no va más del snobismo. Unos aparatos que sólo resultaban de utilidad a aquellos a los que hacían ganar dinero, ejecutivos, hombres de negocios etc. Con el tiempo alguien se dio cuenta que estos aparatos podían llegar al gran público, y que tan sólo hacía falta descubrir la funcionalidad estrella, esa que haría que millones de personas creyeran necesitar un terminal. Esa funcionalidad no fue llamar por teléfono (aunque resulte paradójico), sino los servicios de mensajería corta. Este servicio hizo que el teléfono móvil explotara como dispositivo de uso masivo. SMS fue sin duda la Killer App (aplicación definitiva en una traducción con muchas licencias) de la telefonía móvil. ¿A qué viene esto? A menudo tengo la sensación, respaldada por mi realidad cotidiana, de que los Pocket PCs (PDAs en general) aún no han encontrado ese “Killer App”. Si prestamos atención a nu