Skip to main content

[Re-Post] Hablemos de futuro

Los dispositivos móviles comenzaron siendo aparatos con unas pocas características, diseñados para servir de organizadores y complementar la funcionalidad de sus hermanos mayores, los PCs de sobremesa.

A día de hoy este esquema está cambiando, de forma lenta, pero clara.

Cada nuevo modelo que sale al mercado incorpora más y más funcionalidades y servicios. Comenzamos con las tarjetas de memoria, más tarde periféricos, comunicaciones inalámbricas, posibilidad de llamar por teléfono, GPS y así un largo etc.

Hoy voy a hacer una reflexión sobre donde podría llevarnos esta tendencia en el futuro, y cual podría ser el lugar que ocupe un dispositivo PDA dentro de unos años.

Lancemos nuestra imaginación a volar.

Está claro que el tamaño es importante, la pantalla sin duda, las comunicaciones por supuesto y la autonomía una asignatura pendiente.

Supongamos un tamaño razonablemente pequeño, algo así como la serie 19XX de HP. Está comprobado que en ese espacio se pueden integrar todo tipo de comunicaciones inalámbricas.

La autonomía es un problema de difícil solución. Existen alternativas como las baterías de combustible pero es algo que aún está muy verde. Tal vez la respuesta esté en consumir menos en vez de proporcionar más energía.

La pantalla es un problema sin duda ¿Cómo podríamos incorporar una pantalla de gran tamaño en unas dimensiones tan ajustadas? Muy fácil, prescindiendo de ella.

Imaginemos una pantalla que pueda desplegarse cuando vayamos a usarla, pero que cuando estemos transportando el aparato permanezca oculta y sin ocupar casi espacio. Rápidamente dos alternativas nos vienen a la cabeza. Podríamos utilizar una pantalla enrollable. En el grosor de un folio tendríamos todo lo necesario para manejar nuestro aparato. O tal vez, más fácil aún, una pantalla holográfica, de modo que en caso de tener que hacer uso de ella se proyecte la imagen. O incluso ambas, una enrollable y táctil para la interacción y una holográfica para visualizar contenidos.

El sistema de entrada de datos es también un tema complicado. Nuestro dispositivo mide apenas 10-11 cm ¿Cómo vamos a tener un teclado usable en ese espacio? Pues de igual modo que con la pantalla, directamente no lo incluimos. ¿Para que? En su lugar integramos un dispositivo de láser que proyecte un teclado completo de tamaño real en la superficie de trabajo.

Nos hemos ahorrado mucho espacio, habrá que buscar cosas para llenarlo. Podemos empezar con puertos USB y FireWire (en su implementación cableada o en su implementación UWB. O mejor, ambas), Salida VGA (o quien sabe), slot para nano-tarjetas (recordemos que nos permite varios TBytes de almacenamiento), hardware acelerador gráfico, conector para un monitor, por supuesto hardware telefónico, salida para sonido posicional…

No está mal para un PDA, tal vez incluso sea excesivo. Pero es que la gracia del asunto es que no será siempre un PDA, tan sólo cuando lo llevemos encima. Si llegamos a casa bastará con enchufarlo a la corriente, ponerle un teclado y un ratón, y tendremos nuestra estación de trabajo u ocio. Incluso podremos conectar un monitor externo si nos sentimos más cómodos con él, o utilizar las pantallas del dispositivo y otras auxiliares.

Y es que si lo pensamos bien, no hay razón para que esto no se haga realidad. ¿Por qué tener PC y Pocket PC si podemos tener sólo uno?

La tecnología necesaria existe, los límites tan sólo existirán si nosotros los marcamos.

Este artículo fue escrito por mi el 29/09/2004. Se publicó como editorial en TodoPocketPC. Yo tenía 23 años.

Comments

Popular posts from this blog

Y fuimos a Ravenholm

Es difícil hablar de Half-Life 2 sin repetirse una y otra vez. Resulta complicado comentar las obras maestras. Sin embargo, tras el reciente lanzamiento de Half-Life Alyx y el impacto casi meteórico que ha producido en el sector VR, creo que es bueno echar la vista atrás.
Echar la vista atrás para mí es en este caso remontarse a 2004. Alguno se sorprenderá. Está claro que Half-Life fue el precursor en 1998, sentó esa base narrativa sin narrarnos nada, acostumbró al jugador a fijarse en todos los detalles, y marcó un camino a seguir en términos de ritmo. Fue Half-Life 2 sin embargo, unos 6 años después, el título que para mí lo cambió todo.



Era una época que recuerdo con mucho cariño. Yo estaba acabando la universidad. En lo que respecta al sector videojuegos, estábamos empezando a descubrir la escena competitiva que ahora se conoce como eSports. John Carmack aún partía la pana en ID Software y prometía deslumbrarnos con DOOM 3. Un estudio llamado Crytek, desconocido por aquel entonces, …

La magia del SSD o cómo la mística vende consolas

2020 es año de nuevas consolas. Si la pandemia global no lo impide, antes de Navidad deberíamos asistir al lanzamiento de Xbox Series X y PlayStation 5. Nintendo como siempre sigue su propio camino, y no seré yo quien discuta la estrategia de la compañía nipona. La historia nos ha enseñado que su camino suele ser acertado.
Pero estábamos hablando de los lanzamientos del año, y como siempre sucede, los medios especializados y los canales de discusión habituales se llenan de encendidos debates acerca de las bondades de tal o cual plataforma. Nada nuevo bajo el sol. Han cambiado tal vez los canales en sí. Ahora hay mucho más Twitter y mucho menos foro de lo que a mi particularmente me gustaría; pero como escuché una vez, con estos bueyes hay que arar. 
También han cambiado los indicadores. Desde hace un tiempo utilizamos los FLOPS -FLoating point Operations Per Second en inglés u operaciones en coma flotante por segundo en castellano- un término que me hace bastante gracia y que creo aport…

20 años solos en la oscuridad. Tributo a Alone in the Dark

Recuerdo perfectamente la primera vez que oí hablar de Alone in the Dark. Fue en las páginas de una revista hace años desaparecida llamada OK PC.

Me impresionaron sus gráficos poligonales, sus diferentes cámaras, los monstruos... pero sobre todo la imagen de Edward Carnby, el protagonista, recorriendo a pie el camino de entrada a la mansión Derceto. Aquella escena, absolutamente atrayente, evocadora del mayor de los misterios, me cautivó. La tengo grabada en la retina como una de las más influyentes en mis 25 años como jugador.
En este 2012 se cumplen 20 años del lanzamiento de Alone in the Dark, y he pensado que un título tan importante en la corta historia de nuestra afición se merecía un pequeño post a modo de tributo.


Historia

Jeremy Hartwood, conocido y reputado pintor, se suicida ahorcándose en el desván de su vieja casa. Los que lo conocían aseguran que pasaba por muy malos momentos, y hay quien afirma que se estaba volviendo loco. Sus últimos cuadros mostraban paisajes aberrantes,…