Ir al contenido principal

[Re-Post] Killer Apps

Cuando los teléfonos móviles hicieron acto de presencia, muchos los vieron (de acuerdo, vimos) como el no va más del snobismo. Unos aparatos que sólo resultaban de utilidad a aquellos a los que hacían ganar dinero, ejecutivos, hombres de negocios etc.

Con el tiempo alguien se dio cuenta que estos aparatos podían llegar al gran público, y que tan sólo hacía falta descubrir la funcionalidad estrella, esa que haría que millones de personas creyeran necesitar un terminal.

Esa funcionalidad no fue llamar por teléfono (aunque resulte paradójico), sino los servicios de mensajería corta. Este servicio hizo que el teléfono móvil explotara como dispositivo de uso masivo. SMS fue sin duda la Killer App (aplicación definitiva en una traducción con muchas licencias) de la telefonía móvil.

¿A qué viene esto?

A menudo tengo la sensación, respaldada por mi realidad cotidiana, de que los Pocket PCs (PDAs en general) aún no han encontrado ese “Killer App”.

Si prestamos atención a nuestro alrededor, veremos que los usuarios de PDAs escasean. No sólo eso, como se comentó en esta web hace alguno tiempo la gente es reacia a usar estas máquinas.

Si somos honestos, debemos reconocer que el grueso de los usuarios de PDAs sólo lo adquieren para sustituir a su agenda convencional, y para eso no es necesario desembolsar varios cientos de euros.

La tecnología avanza muy rápidamente, pero los usuarios no demandan tecnología a un ritmo tan elevado. Siguiendo el ejemplo de la telefonía móvil, tras el éxito de los SMS las operadoras se han ido empeñando en vender otras supuestas Killer Apps a los usuarios, en al forma de mensajes multimedia, GPRS, 3G, videoconferencia, y otros que desembarcarán en breve como Push To Talk. Sin embargo estos servicios están teniendo muy baja acogida, y en algunos casos (3G el más flagrante) hay mucha preocupación en torno a si se recuperará o no la imponente inversión que se ha llevado a cabo.

¿Cuál puede ser la aplicación que suponga la explosión definitiva de los PDAs? Lamentablemente el trabajo de adivino es muy complicado. Parece ser que el mercado de consumo no demanda una computadora de mano. El usuario medio no está interesado en manejar hojas de cálculo ni descargarse el correo in-situ.

En cuanto a juegos tampoco da la sensación de haber mucho terreno. En un primer momento algunos pensamos que los PDAs podrían desbancar a las consolas portátiles, pero el tiempo parece dar a entender lo contrario. No todo es potencia, para ser competitivo en ese mercado son necesarias ergonomía y catálogo de títulos, dos cosas que no sobran precisamente en ningún PDA.

En mi opinión el camino a seguir es multimedia. Los dispositions Pocket PC se han convertido en reproductores muy eficaces tanto de video como de audio y, sin duda, superan ampliamente a los smartphones en funciones de navegador web. Tal vez sea esa la puerta que hay que abrir para convertir esta plataforma en un mercado de consumo masivo.

O tal vez debamos resignarnos a ser los bichos raros del panorama informático.

Este artículo fue escrito por mi el 29/11/2004. Se publicó como editorial en TodoPocketPC. Yo tenía 23 años

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fate of Atlantis, la mayor aventura de nuestra vida

Existe bastante consenso respecto a que las aventuras gráficas que Lucasarts lanzó al mercado entre finales de los 80 y principios de los 90 son las mejores del género. La verdad es que el talento creativo que se reunió en aquella época fue un auténtico espectáculo.  Nombres como Dave Grossman , Tim Schafer y, sobre todo, Ron Gilbert marcaron la industria con títulos inolvidables. A todos nos vienen a la cabeza sin pensarlo mucho los  Maniac Mansion , The Secret of Monkey Island 1 y 2 o Day of the Tentacle . Sin embargo, y aunque adoro los juegos arriba citados, hay otro que en mi opinión se sitúa por encima de estos y constituye la referencia absoluta del género. Me estoy refiriendo por supuesto a Indiana Jones and the Fate of Atlantis . Hal Barwood y Noah Falstein se sacaron de la manga un guión de película -bastante mejor de hecho que el de la última entrega de la franquicia- y clavaron una aventura ambiciosa que brilla con luz propia en todos sus apartados.

No usarás el nombre Half Life en vano

Acaba el año 2020 , y podemos decir sin temor a equivocarnos que lo recordaremos siempre. Sin embargo, hoy quiero hablar de algo positivo. De como en este 2020 llegamos a tocar techo. Hoy, por fin, vamos a hablar del mejor juego de este año, y posiblemente de su generación. Half Life son palabras mayores. Los que llevamos unos años en esto recordamos con reverencia 1998 y, sobre todo, 2004. Nuestro proceso de maduración como jugadores a golpe de barra metálica.  La industria estaba en plena adolescencia. Ya no gateaba; pero tampoco se tomaba aún demasiado en serio a si misma. Llegó Valve , nos dio la pastilla roja, y ya no hubo marcha atrás.  Qué difícil ser Valve. Qué complicado ha de ser tener una de las propiedades intelectuales más celebradas de la historia del medio y no obstante mantenerse firme durante años y años. Contemporizar su propia trascendencia, su papel casi mesiánico como obra fundacional. Que difícil vencer la tentación de convertir Half Life en comida rápida. Y sin