Ir al contenido principal

[Re-Post] KISS

Keep It Stupid & Simple. Así de claro. Esta frase la escuché mi primer día de trabajo en boca de uno de los directores de área, y debo decir que resume de manera magistral el principio en que debería basarse la ingeniería del software y la informática en general.

¿A que viene esto? Pues muy sencillo. En las últimas semanas hemos hablado mucho de la decadencia de Palm OS, y de que este sistema se había visto ampliamente superado.

Comparto esa opinión, pero hoy voy a romper una lanza por la plataforma Palm, ya que considero que hay un punto en el que saca los colores a Windows Mobile.

Palm OS no es multitarea, no tiene un sistema de ficheros equivalente al de un PC de sobremesa, tampoco tiene el abanico de drivers para multitud de dispositivos que inunda el universo Pocket PC. De acuerdo, es más sencillo, pero ahí está su principal baza y es en este aspecto donde supera ampliamente a nuestro (vaya, he dicho nuestro) sistema operativo.

Cuando un usuario enciende un dispositivo Palm Powered es capaz de empezar a desenvolverse en pocos minutos. Incluso no habiendo usado un PDA en su vida necesitará muy poco tiempo para dominar a la perfección su nueva máquina.

Con un sencillo sistema de etiquetas para establecer categorías de programas y unas opciones básicas pero potentes de configuración, podrá conectarse con su PC, instalar aplicaciones, abrir un documento, modificar su agenda y establecer su lista de contactos.

Siempre me ha fascinado oír a muchos usuarios de Pocket PC decir que Windows Mobile es más sencillo de utilizar que Palm por que se parece más nuestros ordenadores de sobremesa. No sólo no comparto esa apreciación, sino que en mi experiencia resulta rotundamente al contrario.

La filosofía Palm tal vez se haya quedado anticuada para algunos. Hay muchos usuarios (yo me considero uno de ellos) que quieren un verdadero ordenador en su bolsillo. Que quieren sentir que tienen el control de su máquina, y que pueden acceder a todo tipo de funcionalidad.

Sin embargo hay otros muchos usuarios que no desean (por que no les gusta, no tienen tiempo o, simplemente no sienten la necesidad) meterse en camisas de once varas, y que tan sólo anhelan una máquina capaz de facilitar su quehacer diario (si acaso con unas gotas de ocio) con un curva de aprendizaje lo más reducida posible.

Estos usuarios aprecian el poder ir de un sitio a otro con un simple clic, aprecian que todas sus aplicaciones estén en la misma pantalla (o separadas en categorías), y aprecian la sencillez de instalación y manipulación; aunque les suponga sacrificar funcionalidad.

Para estos usuarios Palm siempre será una alternativa, y en mi opinión mejor alternativa.

¿Estúpido? Puede ser ¿Sencillo? Seguro que sí; pero sobre todo, y mucho más importante, EFICAZ.

Este artículo fue escrito por mi el 11/09/2004. Se publicó como editorial en TodoPocketPC. Yo tenía 23 años

Comentarios

Entradas populares de este blog

La magia del SSD o cómo la mística vende consolas

2020 es año de nuevas consolas. Si la pandemia global no lo impide, antes de Navidad deberíamos asistir al lanzamiento de Xbox Series X y PlayStation 5 . Nintendo como siempre sigue su propio camino, y no seré yo quien discuta la estrategia de la compañía nipona. La historia nos ha enseñado que su camino suele ser acertado. Pero estábamos hablando de los lanzamientos del año, y como siempre sucede, los medios especializados y los canales de discusión habituales se llenan de encendidos debates acerca de las bondades de tal o cual plataforma. Nada nuevo bajo el sol. Han cambiado tal vez los canales en sí. Ahora hay mucho más Twitter y mucho menos foro de lo que a mi particularmente me gustaría; pero como escuché una vez, con estos bueyes hay que arar.  También han cambiado los indicadores. Desde hace un tiempo utilizamos los FLOPS -FLoating point Operations Per Second en inglés u operaciones en coma flotante por segundo en castellano- un término que me hace bastante gracia y qu

Y fuimos a Ravenholm

Es difícil hablar de Half-Life 2 sin repetirse una y otra vez. Resulta complicado comentar las obras maestras. Sin embargo, tras el reciente lanzamiento de Half-Life Alyx y el impacto casi meteórico que ha producido en el sector VR, creo que es bueno echar la vista atrás. Echar la vista atrás para mí es en este caso remontarse a 2004. Alguno se sorprenderá. Está claro que Half-Life fue el precursor en 1998, sentó esa base narrativa sin narrarnos nada, acostumbró al jugador a fijarse en todos los detalles, y marcó un camino a seguir en términos de ritmo. Fue Half-Life 2 sin embargo, unos 6 años después, el título que para mí lo cambió todo. Era una época que recuerdo con mucho cariño. Yo estaba acabando la universidad. En lo que respecta al sector videojuegos, estábamos empezando a descubrir la escena competitiva que ahora se conoce como eSports. John Carmack aún partía la pana en  ID Software y prometía deslumbrarnos con  DOOM 3 . Un estudio llamado  Crytek , descon

Rabia contra la agonía de la luz

Me gustaría poder decir otra cosa; pero lo cierto es que no fue hasta Bloodborne , bien entrado el año 2015, que me metí de lleno en la obra de Hidetaka Miyazaki . Recuerdo el boca a boca de Demon's Souls , recuerdo lo que me costó hacerme con mi copia para PS3 , y también recuerdo como lo dejé de lado tras muy poco tiempo, frustrado y convencido de que se trataba de un juego mecánicamente roto y totalmente injusto para el jugador. Una suerte de obra de nicho para masoquistas; pero no algo que yo pudiera apreciar y mucho menos disfrutar. Con estas premisas no fue raro que pasara olímpicamente de Dark Souls . Simplemente el juego no entraba en mis planes. En aquella época Skyrim y, sobre todo, Battlefield 3  centraban mi atención. Como digo, hubo que esperar a 2015, con cambio generacional incluido, para que volviera a interesarme por el trabajo de From Software . Fue tangencialmente. No seguí el desarrollo de Project Beast. Tampoco estuve pegado a youtube viendo presentaciones de c